¿Cómo reclamar un seguro de vida?

A la pesada carga emocional que sigue al fallecimiento de un familiar, también debemos ser conscientes que se suman una serie trámites administrativos (que pueden resultar bastante farragosos) a realizar por los familiares del fallecido, aunque cada vez es más habitual que muchas de ellas ya estén incluidas en las garantías que cubren las pólizas de seguros de decesos.

Los tres primeros son la obtención del certificado de defunción, la inscripción del fallecimiento en el Registro Civil (pasos necesarios para poder proceder al entierro o a la incineración) y la certificación de actos de última voluntad.

Pero, ¿cómo podemos saber si el fallecido contaba con un seguro de vida y, en tal caso, reclamarlo en los plazos pertinentes?

En primer lugar debemos recordar que, según el artículo 16 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, “el plazo para la comunicación de un siniestro es de siete días tras su conocimiento, a no ser que en la póliza se especifique otra cosa”.

Este plazo puede resultar insuficiente en este caso dado todos los trámites que debemos gestionar, por ello, al no existir dolo o mala fe en el asegurado –ya que la falta de comunicación no generará más daños o perjuicios- podremos hacer todas las gestiones necesarias para conocer si somos los beneficiarios de algún seguro de vida sin tener que preocuparnos del plazo anterior.

En primer lugar y transcurridos 15 días hábiles desde la fecha del fallecimiento,  el familiar solicitará un certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, que es un documento que acredita los contratos vigentes en que figuraba como asegurada la persona fallecida y con qué entidad aseguradora. Este certificado, lo emite el Ministerio de Justicia presentando el modelo 790 de forma presencial, por correo o por vía telemática.

En este documento tendremos detallados todos los seguros que tenía contratado nuestro familiar así como los beneficiarios de las pólizas. Así, una vez aclarados el tipo de seguro, la entidad aseguradora y los beneficiarios podremos  cuentan con un plazo de 5 cinco años para solicitar la indemnización, según lo establecido por la ley en el art.23 para reclamar los seguros personales, como los de vida, accidentes o enfermedad (y de dos años para los seguros de daños, como los de hogar, automóviles, transporte, contra incendio, etc.)