Consecuencias de no tener la ITV de tu vehículo en regla

La inspección técnica de vehículos, más conocida como ITV, es la revisión que deben superar con éxito nuestros vehículos a partir del cuarto año desde su compra, y su periodicidad variará en función de distintos factores como son la antigüedad del vehículo o su uso.

La finalidad de esta inspección es garantizar la seguridad de la circulación, ya que el riesgo de sufrir accidentes aumenta de forma exponencial a mayor número de desperfectos de los vehículos que componen el tráfico.

Junto con el Seguro, es otro de los requisitos obligatorios para circular cumpliendo las normas vigentes de la DGT y circular sin ella derivará en multas de hasta 500€ en función del nivel de la infracción. Desde COHEBU Seguros te explicamos los requisitos que debes cumplir para poder acceder a esta inspección y las consecuencias de seguir circulando sin tenerla en regla.

Requisitos para pasar la ITV:

Para que tu vehículo pueda pasar la ITV es necesario que cuente con un Seguro en vigor. De hecho, circular sin éste también genera multas de entre 691€ y 3005€ dependiendo de la situación del vehículo: si está circulando, el servicio que presta, si ha causado un accidente, el tiempo que lleva el coche sin estar asegurado o si es la primera vez que ocurre. Además de la sanción económica, el vehículo quedará inmovilizado desde el momento en el que un agente descubra que no está asegurado.

Niveles de infracción relativos a la ITV:

ITV caducada = 200€ de multa. Es el caso que se da cuando un conductor sigue circulando habiendo pasado la fecha de la inspección técnica. Además del importe de la multa el agente retiraría el permiso de conducir y entregaría un volante para que el interesado acuda a un centro técnico en un plazo máximo de 10 días.

ITV desfavorable = 200€ de multa. Si la revisión detecta defectos graves en un vehículo y aun así el conductor continúa circulando la sanción impuesta será de 200€  además de la obligación de pasar la ITV en el mismo centro técnico en un periodo de dos meses.

ITV negativa = 500€ de multa. Ante la situación de que la ITV manifieste desperfectos muy graves del vehículo y bajo esta circunstancia el conductor mantenga su uso activo, el importe de la multa serán 500€, y además si el agente considera que el vehículo no está en buenas condiciones para seguir circulando, podría proceder a la inmovilización del mismo.