Pasos para reclamar a tu compañía de Seguros

Hay ocasiones en las que el consumidor bien por desconocimiento o bien por dejadez, no aborda activamente el conflicto surgido con su compañía aseguradora; una situación bastante más común de lo que imaginamos ya que la relación tomador-asegurador suele ser duradera y abarca múltiples escenarios. El sector Seguros es una parcela fuertemente regulada y pone a disposición del cliente distintos mecanismos para satisfacer estas quejas que además contribuyen a la mejora del funcionamiento diario.

Cuando tu opinión difiere de la emitida por la compañía aseguradora lo primero que debes hacer es leer la póliza (que no es más que el acuerdo firmado al que llegaste con tu compañía) para tener claro si tu opinión está fundamentada sobre ese acuerdo y si tiene fundamento. Si a partir de ahí decides continuar cuentas con un plazo de dos años desde la fecha del hecho causante de la queja para presentar la pertinente reclamación.

Paso 1. Tu compañía de seguros

Elabora un documento de queja o reclamación en el que se especifique el nombre, apellidos y domicilio del interesado, junto con el número del DNI; el motivo de la queja o reclamación; la oficina, departamento o servicio donde se hubiera producido los hechos de queja o reclamación así como el lugar, fecha y firma, junto con toda la documentación que apoye esta queja y hazlo llegar a la compañía bien de forma física a una de sus oficinas a pie de calle, o de forma telemática al correo habilitado para tal fin.

Paso 2. Resolución de la entidad

Una vez que has hecho llegar tu reclamación la aseguradora dispone de un plazo de dos meses para resolver tu cuestión.

Paso 3. Cuando no estás de acuerdo con la decisión de la compañía: reclamación a la DGSP

Si no estás de acuerdo con la decisión de la compañía o no has recibido respuesta en dos meses puedes elevar la misma queja a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (pero no puedes saltarte el paso previo. Es decir, para reclamar a la DGSP debes haberlo hecho con anterioridad a la aseguradora). El servicio de reclamaciones de la DGSFP gestionará las quejas que formulen los usuarios de las entidades aseguradoras y emitirá un informe en un plazo máximo de 4 meses.

Este informe, que será notificado a las partes interesadas y que recoge las conclusiones sobre la reclamación, tendrá un carácter informativo no vinculante, por lo que la entidad aseguradora no está obligada a cumplir las conclusiones del informe de la DGSFP.

Todo este trámite puede parecerte engorroso y largo, pero si cuentas con el apoyo de tu corredor de confianza se hará mucho más llevadero pues estarás asesorado durante todo el proceso y contarás con el apoyo y el acompañamiento administrativo que necesites en cada fase.