Pasos que debes tener en cuenta antes de firmar un seguro

La firma de un seguro es una de esas cosas que no te puedes tomar a la ligera, porque de ella dependerá en gran medida el nivel de protección que otorgas a “eso” que vas a asegurar; y el precio, no siempre es el mejor parámetro para delimitar este fin, pues un ahorro puntual, puede suponer en muchos casos futuros dolores de cabeza.

Desde COHEBU,  pensamos que la elección de un seguro debe estar basada en un cambio de perspectiva por parte del tomador; es decir, dejar de ver el seguro a contratar como un gasto, para comenzar a verlo como una inversión.

Sabemos que en el mercado existe una gran oferta, y que aunque es algo que a priori es beneficioso para nosotros, puede generarnos cierta confusión si no sabemos analizar qué producto es el que se adapta a nuestras necesidades y circunstancias. Por todas estas razones debes pedir consejo a profesionales cualificados para ello, sobre todo porque contratar tu seguro a través de una correduría como la nuestra no encarece el precio del seguro y recibirás un asesoramiento personalizado para acertar de lleno en tu elección!!!

Además, no olvides repasar estos consejos:

1.- Comparar, comparar y comparar. Antes de comprometer tu consentimiento (no debemos olvidar que no deja de ser un contrato) debes revisar todas las posibilidades a tu alcance no sólo en precio, sino en cobertura. En Cohebu Seguros te aconsejamos que resuelvas todas tus dudas antes de firmar y que consultes las veces que haga falta con tu asesor.

2.- Comprueba que los datos sean correctos. No sólo tus datos personales sino verificar que constan expresamente tanto la cobertura (lo que cubre el contrato) y la exclusiones (lo que no cubre) evitando tener dos seguros para la misma cobertura.

3.- Formaliza tu seguro con un profesional del sector. Un profesional te garantiza responsabilidad y compromiso ante la decisión sobre un producto u otro. Además, podrás plantearle todas las dudas que te surjan durante el proceso de contratación y posteriormente en caso de siniestro.

4.- Lee atentamente la póliza y comprueba si te queda alguna duda. Revisa las cláusulas y confirman que se ajustan a tus necesidades; si tienes alguna duda puedes solicitar se añadan por escrito las cláusulas adicionales que estimes para explicar los aspectos dudosos.

5.- Asegúrate de que el contrato está firmado por ambas partes y pide una copia. Aunque parezca una obviedad sin firma, no hay consentimiento; por lo que deberás comprobar que esta formalidad está cumplimentada para evitar futuros conflictos en caso de siniestro. Solicita además tu copia del contrato.