956 365 300 info@cohebu.com

¿Confiarías tu patrimonio a la suerte?

Como directivo sabes que confiar en la suerte no es una opción. Algunas de nuestras decisiones pueden provocar reclamaciones de terceros. ¿Tienes asumidas las posibles consecuencias?

¿Cuál es el régimen legal aplicable a los directivos?

La ley determina que los directivos y administradores son responsables de sus decisiones empresariales, debiendo responder ante las reclamaciones que surjan con su propio patrimonio.

¿A qué riesgos se enfrenta un directivo?

Nuestro patrimonio siempre se encuentra en riesgo debido a los numerosos colectivos que pueden presentar una demanda.

El seguro de D&O

La mejor solución es la poliza D&O, que se hace cargo de proteger nuestro patrimonio y de la defensa jurídica, entre otros muchos gastos.

Aspectos clave al contratar tu seguro

Revisa todas las respuestas a las preguntas más habituales al realizar la contratación de tu seguro.

Solicita una propuesta personalizada

Si quieres una propuesta personalizada, contacta con nosotros sin ningín tipo de compromiso y te haremos un presupuesto adaptado a tus necesidades.

Te llamamos sin ningún compromiso

¿Cuál es el regimen legal aplicable a los directivos?

Las recientes modificaciones de la Ley situan a los directivos y propietarios de las empresas como los responsables de sus decisiones, frente a las reclamaciones.

La responsabilidad civil de los administradores tiene las siguientes perspectivas:

  • Daños causados por actos contrarios a la Ley, a los Estatutos, o por actos realizados sin la debida lealtad y diligencia.
  • Responsabilidad individual y solidaria de los administradores durante la constitución, desarrollo, concurso y liquidación de la sociedad.
  • Además de amparar a terceros perjudicados, la responsabilidad se extiendde frente a la propia sociedad, los accionistas, empleados, etc.

¿A qué riesgos se enfrenta un directivo?

Las causas por las que un administrador o directivo puede recibir una demanda son múltiples. Están sujetos a la percepción de los perjudicados por las decisiones empresariales que como directivo de la empresa tome. Estos, a su vez, también pueden responder a una extensa naturaleza. De hecho, cualquier persona, empresa u organismo que mantenga o haya mantenido relación con nuestra empresa.

Cualquiera de ellos puede interponer una reclamación que amenace tu patrimonio familiar.

La combinación de todos estos colectivos y mótivos nos da un gran número de posibilidades de recibir una reclamación. ¿Estás dispuesto a desafiar esta estadística?

El seguro de D&O

El seguro de D&O es una solución que protege a los miembros del órgano de administración de una sociedad, y a las personas de la empresa que ostenten cargos de dirección y cuyas decisiones comprometen a la empresa frente a terceros.

La poliza D&O te protege de:

  • Gastos de representación legal y defensa
  • indemnizaciones
  • Fianzas
  • Responsabilidad tributaria subsidiaria
  • Acto incorrecto en material de empleo
  • Multas y sanciones administrativas

Aspectos clave al  contratar tu seguro

¿Para qué sirve el seguro de D&O?

El Seguro de D&O protege el patrimonio personal de los administradores, consejeros, directivos y altos cargos de una sociedad por reclamaciones derivadas de actos de gestión social negligentes que hayan causado un perjuicio financiero a la sociedad o a terceros.

¿Cuáles son los riesgos más habituales en que incurre el directivo de una empresa u organización?

Los riesgos más habituales derivan del desempeño de sus funciones por conductas contrarias a la ley. Los consejeros, administradores o directivos ser encausados por cuatros acciones civiles distintas:

  • la acción individual por responsabilidad contractual
  • la acción social
  • la responsabilidad civil por deudas sociales
  • la responsabilidad por concurso de acreedores de la sociedad

Habitualmente, existe el coste añadido de la obligación de administradores o directivos a depositar fianza en los procedimientos judiciales en que se imponga.

¿Quién contrata el seguro, la empresa o el directivo a título individual?

La empresa es la que contrata el seguro (tomador), y el directivo es el asegurado.

Es interesante el hecho de que, a la vez que tomador (contratante) la propia empresa puede ser la reclamante contra el directivo por daños patrimoniales causados la gestión del asegurado.

¿Hay que identificar a las personas aseguradas?

No es necesario identificar a las personas aseguradas, ya que la póliza proporciona cobertura a las personas físicas que hayan sido, sean o lleguen a ser administradores, consejeros, directivos o cargos análogos que realicen funciones que impliquen el ejercicio de facultades de dirección y gobierno.

Por tanto, no hay que dar ni nombres ni cargos; aunque, en algunas ocasiones y ante cargos de reciente creación, es recomendable especificar en la póliza dicho cargo o responsabilidad.

¿Tiene un número limitado de asegurados?

No existe limitación en el número de personas o cargos asegurados por la póliza, ya que ésta extiende su cobertura a todas aquellas personas con cargos de administración o dirección en la empresa, sin restricciones en cuanto al número o el título que ostentan..

¿Existe alguna ventaja fiscal?

El coste del seguro de Responsabilidad Civil de administradores y directivos se integra como gasto en las cuentas de la sociedad contratante de la póliza.

El seguro, ¿se considera retribución en especie para el asegurado?

El pago de la prima por parte de la empresa constituye retribución en especie, pero no tributa para aquellos asegurados que tengan la consideración de “trabajadores”, con independencia de su rango o nivel, lo que excluye a los administradores y consejeros.

¿Es obligatorio contratarlo a través de un corredor de seguros?

La empresa puede contratar la póliza directamente a la aseguradora. Sin embargo, la complejidad y especificidad de este seguro, tanto a la hora de contratarlo como para ser asesorado en caso de recibir una reclamación (siniestro), hacen aconsejable confiar en un corredor de seguros cualificado y con experiencia en el seguro de D&O.

¿Para qué sirve el seguro de D&O?

El Seguro de D&O protege el patrimonio personal de los administradores, consejeros, directivos y altos cargos de una sociedad por reclamaciones derivadas de actos de gestión social negligentes que hayan causado un perjuicio financiero a la sociedad o a terceros.

¿Se pueden incluir sociedades de un mismo propietario en la misma póliza?

Si no tienen relación de participación entre ellas, cada una debe suscribir su propia póliza de D&O, salvo que expresamente se incluya a una o varias de ellas en la póliza de D&O de otra, como asegurado adicional.

¿Qué son “prácticas de empleo indebidas”?

Se trata de conductas o prácticas inapropiadas sobre empleados por parte de otros empleados, con independencia de su rango o nivel, realizadas de forma activa o bien de forma pasiva mediante el consentimiento, el desconocimiento o la falta de actuación por parte del directivo o administrador.

¿Está cubierta la responsabilidad penal y las multas y sanciones?

La actuación dolosa del asegurado ni sus consecuencias nunca están cubiertas. Las responsabilidades penales no quedan cubiertas por el seguro D&O, aunque sí los gastos de defensa jurídica necesarios para hacer frente a una reclamación por vía penal.

Las multas y sanciones están cubiertas siempre y cuando tengan naturaleza administrativa y sean impuestas al asegurado como persona física.

Una vez dejo la empresa, ¿sigo cubierto por la póliza?

El asegurado dispone de cobertura por la póliza hasta cuatro años, una vez abandona la empresa tomadora, puesto que este es el plazo legalmente dispuesto durante el cual los administradores y directivos mantienen la responsabilidad derivada de su gestión.

Solicita una propuesta personalizada

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Twitter
Instagram
YouTube
LinkedIn
Abrir chat